Lidiemos con las objeciones de nuestros clientes.

Lidiemos con las objeciones de nuestros clientes.

Nos da muchísimo gusto verte de nuevo por acá! En esta ocasión, tocaremos un tema que nos han estado pidiendo mucho y que sin duda te ayudará en tu camino como emprendedora PRIMOR. Como sabes, una de las partes más importantes de la venta es el saber tratar objeciones, ya que en muchas ocasiones se presentan en el momento de la venta y éstas pueden llegar a ser tan simples que merece la pena intentarlo y averiguar más, ¿cuál es la verdadera razón por la que no quiere comprar esa persona?

Lidiemos con las objeciones de nuestros clientes.

¡Nos da muchísimo gusto verte de nuevo por acá! En esta ocasión, tocaremos un tema que nos han estado pidiendo mucho y que sin duda te ayudará en tu camino como emprendedora PRIMOR. Como sabes, una de las partes más importantes de la venta es el saber tratar objeciones, ya que en muchas ocasiones se presentan en el momento de la venta y éstas pueden llegar a ser tan simples que merece la pena intentarlo y averiguar más, ¿cuál es la verdadera razón por la que no quiere comprar esa persona?

Hay que informarse sobre posibles respuestas a las objeciones para poder tratarlas, para eso necesitamos la mayor información posible sobre el producto o servicio que estamos vendiendo y siempre tener claro las ventajas que más pueden sobresalir.

De igual forma, tenemos 4 consejos que seguro te ayudarán al momento de que se te presente una objeción en tu labor de venta.

1.Sé conciso

Un cliente potencial con objeciones o reservas no quiere escuchar una explicación larga de por qué debería comprar tu producto. Sé breve y menciona solo los hechos necesarios para que tu cliente cambie de idea, esto evitará que sienta que le estás haciendo perder el tiempo.

2.Comprende su cautela

Es mucho más probable que un cliente acepte comprarte si siente que comprendes por qué no está seguro de hacer la compra. Dile que entiendes sus preocupaciones y que quieres que se sienta cómodo con la decisión, luego explícale qué ventajas de tu producto o servicio le serán útiles.

3.Enfócate en la objeción principal

Formula preguntas directas para comprender mejor la objeción. A un cliente cuyo problema sea el precio del producto, pregúntale si su presupuesto es limitado para poder ofrecerle un plan de pagos, o si lo ayudaría un descuento en el precio. Si el problema real es el precio, esto solucionará el inconveniente; de no ser así, podrás llegar al verdadero motivo por el que tu posible cliente está dudando.

4.Sé paciente

Si un cliente percibe que te estás impacientando o frustrando a causa de su indecisión, pensará que no te interesan sus preocupaciones y que sólo quieres cerrar la venta. Sigue sonriendo y sé paciente hasta que hayas respondido a todas las preguntas y dudas del cliente.

Esperamos que con esta información puedas resolver con éxito una situación similar al momento de hacer tu labor de ventas y recuerda que la clave estará en conocer las objeciones reales, escuchar al cliente y encontrar las mejores soluciones para cada cosa. Como emprendedora PRIMOR tienes todo el potencial para convertirte en una gran vendedora y así poder lograr todas las metas que te has propuesto. ¡Nos vemos en el siguiente blog!